Hay temores por el futuro de Radio Corporación

Fabio Gadea Mantilla es uno de los más grandes valores de la radiodifusión nacional

He considerado que alguna vez no tengamos esto y tengamos que poner una tienda de ropa o de calzado, declara Fabio

Corren rumores de que el gobierno tratará de comprar Radio Corporación, o que finalmente la emisora termine en manos de Arnoldo Alemán

La Corporación en último término no pertenece solo a sus dueños, sino al pueblo por el rol que juega en defensa de la democracia

Por: Freddy Rostrán A.

Fabio Gadea Mantilla es uno de los más grandes valores de la radiodifusión nacional. Como creador de programas está a la misma altura de José Dibb Macconnel en la dramatización, o de Julio César Sandoval en la dirección artística, o Rodolfo Tapia Molina como maestro del periodismo sonoro.

Comenzó su carrera radial en La Voz de la América Central en 1948 cuando apenas era un chavalo y la voz no le había desarrollado, pero el maestro de la radiodifusión Mamerto Martínez Vázquez descubrió los talentos que tenía y se empeñó en que se quedara en dicha emisora.

La Voz de la América Central estaba ubicada de la Empresa Vargas en la vieja Managua una cuadra a la montaña (al sur) y media cuadra abajo (hacia donde se pone el sol). Ya estaban en esa estación José Dib Macconnel, Francisco Rodríguez (el famoso Chato Rodríguez o Chico Terremoto), Orlando Meza Lira (que después llegaría a ser famoso con sus editoriales “GOLPES”), el profesor Julio César Sandoval que con el tiempo se convertiría en el más grande director artístico que haya tenido nunca la radio nicaragüense, el locutor Polito Rosales, y trabajaba como controlista Julio Orozco, cuyo mayor éxito fue el “Cancionero Popular”, y por supuesto Mamerto Martínez que ya había triunfado en Colombia, Argentina y otros países del continente. El gerente era Bin Morales que alcanzaría renombre como publicista.

Surge Radio Mundial

En ese mismo año, 1948, salió al aire Radio Mundial trayendo como novedad las transmisiones de Onda Larga (la AM), lo que representaba un enorme salto tecnológico para la época, y las estrellas de La Voz de la América Central fueron atraídas una a una por el imán de la nueva estación.

Diez años después surcó las ondas hertzianas el programa Pancho Madrigal que nació “en una cañada del pensamiento” de Fabio, habiéndole dado “asilo en su corazón”.

El primer cuento de Pancho Madrigal se refería a un alcalde de “tierra adentro” que al venir a Managua quedó deslumbrado por las bujías luminosas de la capital, y compró una bujía y la colgó en su casa de un alambre esperando que encendiera al llegar la noche por lo que convocó a todo el pueblo para que todos fueran testigos de su descubrimiento maravillo, habiendo quedado en ridículo porque la lámpara jamás encendió.

Radio Corporación

En 1965 fundó Fabio con su hermano Carlos, José Castillo Osejo y Julio César Armas Radio Corporación, que estaba ubicada en la Calle Candelaria de la vieja Managua.

Tras el terremoto que destruyó la capital de Nicaragua en 1972, Radio Mundial despidió a todo su personal periodístico y artístico, en tanto La Corporación se levantó de los escombros con nuevos ímpetus, y en medio de las casas derrumbadas y todavía temblorosas se escuchaba el notable poema de Pedro Rafael Gutiérrez “Requien a una ciudad muerta” en la potentísima voz de Fabio Gadea Mantilla, haciendo llorar a media Managua.

Los antiguos periodistas de Noticiero Extra, José Esteban Quezada y William Ramírez fundaron el radioperiódico Sucesos, los hermanos Rodríguez, Bismark y César emitieron “Aquí Centroamérica”, y ocurrió lo que parecía imposible, terminó la supremacía de más de un cuarto de siglo de Radio Mundial y Radio Corporación fue la nueva emisora del Primer Lugar en Nicaragua.

La Revolución lo cambió todo

La Corporación mantuvo el primer lugar en la radioaudiencia nacional durante 7 años. Con el triunfo de la Revolución Sandinista en 1979 vino también la censura y la represión a los medios independientes, y el terror para los opositores por medio de las turbas.

Fabio, que era miembro del Movimiento Democrático Nicaragüense que lideraba Alfonso Robelo, se tuvo que ir al exilio. A la Radio Corporación la volvieron integrante de la Corporación de Radiodifusoras del Pueblo (CORADEP) mediante la confiscación de las acciones del gran creador radial.

La Radio Voz de Nicaragua, que era la emisora oficial del Estado Revolucionario actuó como tigre suelto con burro amarrado y se adueñaron del primer lugar hasta que triunfó Doña Violeta.

Regresó Fabio del exilio, le devolvieron sus acciones en La Corporación, pero el panorama de las radios siguió cambiando y en 1990 apareció la Radio Ya que se convirtió rápidamente en la nueva estación del primer lugar.

Fabio, líder

Fabio Gadea reconoce que en su fulgurante carrera radial de más de 60 años, tuvieron que pasar varias décadas para que el asumiera una toma de conciencia política de lo que estaba pasando en Nicaragua con la dictadura de los Somoza, pero la dictadura de los sandinista lo encontró convertido en un hombre dispuesto a dar todo por la defensa de la libertad y la democracia, y así fue como fue llevado por la oposición a la candidatura presidencial, en unos comicios en los cuales los sandinistas hicieron fraude electoral.

Radio Corporación es hoy por hoy la emisora que está en primera fila defendiendo la democracia y la libertad de expresión en Nicaragua.

El gobierno sandinista trató primero de quitarle el liderazgo a Radio Corporación despojándola de su frecuencia histórica 540, pero echó pie atrás. Ahora se rumora que la quiere comprar por medio de terceras personas, pero también se dice que la emisora podría caer en manos de Arnoldo Alemán, que es suegro de Jerónimo Gadea, un posible heredero de Radio Corporación.

Jerónimo con la inmensa fortuna que posee su suegro podría comprar su parte a los otros herederos. El futuro de Radio Corporación como emisora de la democracia, preocupa a los observadores.

DiarioNica y Noticiero El Despertar plantearon estas preocupaciones a Fabio Gadea Mantilla. En la entrevista participa el fundador de Noticiero Extra, Dr. Rolando Avendaña Sandino: