Historia de la radio

Por: César Guerra Lupone
(Tomado del Diario La Prensa 04/09/2002)

César Guerra Lupone La primera radiodifusora comercial que se instaló en Nicaragua, se llamó “La Voz de Nicaragua YNLF”, y fue propiedad del señor ingeniero Moisés Le Franc, ciudadano nicaragüense, hijo de don Luis Felipe Le Franc, de origen francés, casado en Nicaragua con una señora Delgadillo.

La primera radiodifusora comercial que se instaló en Nicaragua, se llamó “La Voz de Nicaragua YNLF”, y fue propiedad del señor ingeniero Moisés Le Franc, ciudadano nicaragüense, hijo de don Luis Felipe Le Franc, de origen francés, casado en Nicaragua con una señora Delgadillo. En esta emisora fueron locutores Luis (no Ligia) Castillo de Mendoza, Benjamín (Mincho) José Guerra Lupone y César Guerra Lupone.

Dicha radio salió al aire en 1934. La segunda radiodifusora que salió al aire en Managua, más o menos un año después a la Voz de Nicaragua, fue la Rubén Darío, propiedad de don Victorino Argüello. Era gerente y locutor de dicha radio el señor Manuel López Escobar. Esta emisora operaba en onda corta, en la frecuencia de 6,610 Kc. y llegó a emitir una señal en antena de 1 kilovatio.

Posteriormente esa radiodifusora fue comprada por el señor Constantino Lacayo Fiallos y el ingeniero Benjamín José Guerra Lupone, cuya identificación fue YNLG Rubén Darío.

La radio Rubén Darío se encontraba originalmente instalada en la cuarta calle suroeste a cuadra y media al oeste del Banco Nacional de Nicaragua. Después que la compró la Sociedad Lacayo Guerra, se trasladó a una casa de dos pisos a cuadra y media del Palacio de Comunicaciones, donde posteriormente estuvo la Cafetería La India, muy visitada por los reporteros.

En la Radiodifusora Rubén Darío hicieron sus primeras presentaciones Carlos Mejía Fajardo (padre de los hermanos Mejía Godoy), gran cantante y guitarrista y su hermano que ejecutaba el serrucho, así como Rafael Gastón Pérez (Oreja de Burro), pues la Radio Rubén Darío fue la primera que tuvo actuaciones en vivo y transmisiones a control remoto, habiendo transmitido desde Guatemala, a través de la línea telefónica las incidencias de la visita a esa capital del general Anastasio Somoza García, cuando era presidente de Guatemala el general Jorge Ubico, además, transmitía todas las noches a control remoto música clásica, ejecutada por un grupo de profesores de música, dirigido por el pianista Luis Felipe Urroz hijo. Deseo aclararle al señor José F. García, que nuestro apellido no es Guerrero sino Guerra Lupone, además, que en el Gran Hotel estuvo instalada por algunos meses la Rubén Darío y no la Radio Pilot.